miércoles, 12 de octubre de 2016

PEQUEÑO AZUL Y PEQUEÑO AMARILLO

A mis pequeños locos bajitos siempre les digo que pueden traer a clase todos los cuentos que quieran.
Es algo que también les tengo que decir a los padres porque hay algunos que dudan de que esto pueda ser así... :-)
Pero en mi aula pueden (y deben) entrar todos los cuentos del mundo.
Los más grandes, los más pequeños, los más largos, los más cortos, los que tienen muchas palabras o los que están vacíos, los que están llenos de colores o los que son en blanco y negro.
Da lo mismo. Todos y cada uno de los cuentos son especiales porque los peques los hacen así: únicos y especiales.

Así que, el otro día, cuando trajeron el cuento de "Pequeño azul y pequeño amarillo" (Editorial Kalandraka), todos me recordaron que el curso pasado ya lo habíamos leído y les había encantado.
Empezaron a contarme de qué iba la historia todos a la vez.
Por eso, tras pedir silencio y sentarnos como tenemos que hacerlo cada vez que leemos un cuento, me dispuse a ello.

"Cuento, cuento, ábrete. Lo que tienes dentro, queremos ver. Polvos mágicos. Soplamos..."

Y cual fue mi sorpresa al comprobar en las primeras páginas, que se lo sabían de memoria...

Por eso, ellos son los que narran este cuento.
Con su voz, sus palabras, sus expresiones, sus risas, sus dudas y sus ideas.

Creo que nunca he tenido un cuento tan especial y espero que para vosotros también lo sea.

Porque ellos son únicos y especiales.

Ellos son mis pequeños locos bajitos.


video

Pinchar en la imagen para ver el vídeo

No hay comentarios:

Publicar un comentario